UN AUTÉNTICO VAQUERO NO SE COME FALSOS MITOS

Existen muchas falsas creencias alrededor del consumo de Carne de Vacuno, surgidas desde el desconocimiento. ¡Pero un Auténtico Vaquero las desmonta todas!

FALSO MITO NÚMERO UNO

“No es aconsejable consumir Carne de Vacuno con frecuencia”

AECOSAN, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, lanza periódicamente información recomendando un consumo moderado de carne. Lo saludable es al menos comer carne 2-3 veces por semana, según recomendaciones realizadas el 14 de mayo de 2018.

FALSO MITO NÚMERO DOS

“La Carne de Vacuno incrementa el riesgo cardiovascular y de padecer cáncer”

Las investigaciones realizadas confirman que el consumo moderado de Carne de Vacuno no supone un incremento del riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, y la OMS refiere una “evidencia muy escasa” en cuanto a la asociación del consumo de carne y el cáncer.

FALSO MITO NÚMERO TRES

“La grasa de la Carne de Vacuno es perjudicial para la salud”

La grasa es un nutriente fundamental para nuestro organismo por su aporte energético y por la absorción de las vitaminas A, D, E y K.

FALSO MITO NÚMERO CUATRO

“En caso de colesterol o niveles altos de triglicéridos, hay que dejar de comer Carne de Vacuno”

Lo importante es elegir los cortes con bajo nivel de grasa y consumir porciones de tamaño moderado.

FALSO MITO NÚMERO CINCO

“El ser humano es herbívoro por naturaleza”

El cuerpo humano sí está preparado para el consumo de carne. Solo debemos pensar en nuestro tipo de dentadura, además de en la capacidad de nuestro cuerpo para digerirla.

FALSO MITO NÚMERO SEIS

“El consumo de Carne de Vacuno debilita los huesos y potencia la aparición de osteoporosis”

Estudios científicos demuestran que la ingesta de proteínas de alta digestibilidad, como las de la carne, ayuda a mantener la densidad de los huesos, disminuyendo así la posibilidad de osteoporosis.

FALSO MITO NÚMERO SIETE

“La Carne de Vacuno engorda más que otros tipos de carne”

Las proteínas de la Carne de Vacuno tienen un gran poder saciante, lo que evita que piquemos entre horas. Además, la ingesta de carne acelera el metabolismo en torno a 100 calorías al día.

Política de Privacidad

Aviso Legal

Política de Cookies